¡Reciclar, reutilizar y reducir! Es la premisa que no puede faltar a la hora de viajar. Durante la temporada de vacaciones es importante el consumo responsable y amigable con el medio ambiente, ya que de esta manera, y a través de las acciones y conciencias colectivas se podrá generar un mayor impacto que ayude al cuidado del planeta.

Por eso antes de salir del hogar y dejarlo vació asegúrese de que no hayan fugas, días anteriores puede dejar una servilleta bajo los acoples de grifería, también revisar humedades que salen de la nada en muros y pisos, estas se manifiestan en hongos, pinturas sopladas o paredes y techos amarrillos, por último y más importante instalar válvulas y acoples de calidad que cumplan con los estándares de resistencia y presión.

Las ansiadas vacaciones ya están a la vuelta de la esquina y aunque esto signifique que se deben cambiar algunos hábitos, no se puede descuidar el cuidado del entorno que contribuye a conservar el medio ambiente, estas son algunas de las recomendaciones que deberá seguir:

  1. No hay que confundir valor y precio: aunque no se pague directamente el agua que se gasta en vacaciones (por ejemplo, en un hotel o un camping) hay que pensar en que es un bien escaso.
  2. Usa protector solar amigable con el medio ambiente.
  3. Carga siempre una bolsa de tela, este tipo de bolsas son muy prácticas, no ocupan tanto espacio en tu maleta, por lo que no es un pretexto para no empacarla. Las puedes llevar a cualquier supermercado o utilizarlas para alguna compra. Al hacer uso de ella estarás contribuyendo a reducir el consumo de bolsas de plástico.
  4. Carga una bolsa de tela
  5. Carga siempre tu botella de agua, evita el uso del plástico, arrójalo en el lugar adecuado.
  6. El aire acondicionado, solo si es necesario.

Estos son sencillos pasos que harán de unas vacaciones más conscientes de la situación del planeta.